Actualización DB-HE, nearly zero energy building NZEB

El Mercado energético ha tenido una estéril evolución haciendo de la energía un bien preciado con una tendencia claramente alcista de los precios de esta, así como su impacto en el medio ambiente, tanto en la fase de producción como la de consumo. Esto ha provocado una evolución significativa de nuestro código técnico de la edificación (CTE), incorporando conceptos passive house y edificios de consumo de energía casi nula, en respuesta a esta evolución alcista de los precios de la energía y el impacto de esta que genera en el medio ambiente, dentro del CTE se ha analizado el documento básico de  Ahorro de Energía (DB-HE) parte esencial del CTE.

El DB-HE se segrega en 5 áreas (HE0 a HE5), cada una de ellas se centran en aspectos relevantes de la cadena de valor del proceso energético, se adjunta cuadro explicativo de esta, que afecta a un activo inmobiliario, desde el consumo en el HE-0, la demanda en el HE-1 y los posteriores HE-2-3-4-5 ya entrando en requerimientos específicos de equipamientos e instalaciones.

CADENA VALOR PROCESO ENERGÉTICO aplicado a un ACTIVO 

A continuación adjuntamos un cuadro resumen de la evolución conceptual de cada actualización del CTE desde el 2006, pasando por el 2013 y finalizando en la última, 2018.

Tabla 1.Cuadro evolutivo DB-HE desde el 2006 al 2018.

Las modificaciones que se han incorporado en esta última básicamente se centran en el consumo y la demanda, afectando al DB-HE0 limitación del consumo energético y al DB-HE1 limitación de la demanda energética.

DB-HE0 En la limitación consumo energético se incorpora el concepto de edificio de consumo de energía nulo, que está ligado directamente con la directiva europea 2010/31/UE relativa a la eficiencia energética de los edificios.

Tabla 2. Evolución de valores límite de demanda y consumo energético.

DB-HE1 En la limitación de la demanda energética, se incorporan dos puntos de cierta relevancia, el primero; los edificios históricos protegidos siempre bajo la supervisión  de la autoridad local y no afectando al entorno declarado o de su valor arquitectónico o histórico, en la medida que el cumplimiento de determinadas exigencias básicas de eficiencia energética pudiese alterar de manera inaceptable su carácter o aspecto exterior e interior. El segundo; los edificios industriales agrícolas no residenciales, siempre que no requieran garantizar unas condiciones de confort.

Tabla 3. Evolución de las transmitancias límite U ( W/m2K) del código técnico.

Con la aplicación de estas medidas ampliamos el alcance del CTE de manera significativa y no solo eso, sino damos respuesta a una demanda actual de la sociedad en el ámbito económica y medioambiental, para minimizar el impacto que el sector de la edificación está generando en nuestro entorno social y económico, marcando directrices de gran calado que minimicen el impacto energético que este sector provoca en nuestro día a día.